lunes, 15 de octubre de 2018

A LA CABEZA DE CABEZA











La novena medalla mexicana en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires llegó gracias a la velocidad de Luis Antonio Avilés. El atleta capturó el primer lugar de los 400 metros planos al lograr una marca de 46.78 en la segunda etapa de la prueba, que dio un total 1:34.23 después de sumarla con el 47.45 inicial. Sin embargo, en la ceremonia de premiación, la bandera mexicana fue izada al revés, con el escudo del águila y la serpiente hacia abajo. Avilés advirtió el error y, después, lamentó el incidente ante los medios de comunicación: "Un poco vergonzoso, lo importante es que la bandera suba a lo más alto, eso es lo importante y olvidarnos de los pequeños problemas que suceden ahora, esperamos que no se repita".

LO QUE AL VIENTO A JUAREZ











“Distingo desde luego la oposición legítima vamos a decir, y quienes suponen porque son muy conservadores y no quieren que nos vaya bien y salga adelante nuestro gobierno”, señaló el presidente electo Andrés Manuel López obrador quien tiene enloquecidos a sus oponentes quienes no han esperado el día post, al uno de diciembre para atacarlo y mientras tanto el gobierno peñista que es un desastre no tiene ya exigencias. “Yo los conozco bien a los de la prensa fifí desde hace muchos años aunque se disfracen", afirmó.


DULCE Y MANOELLA TORRES A DOS BOLIGRAFOS























Cientos de admiradores se dieron cita en un Centro Comercial clavado en el corazón de Paseo de la Reforma, para obtener la firma atesorada de las enormes cantantes Manoella Torres y dulce en el estuche del disco que junta sus dos voces en vivo y que fue grabado en el espectáculo GRANDIOSAS. La Mujer que nació para cantar y la Intérprete del sentimiento, actualmente participan en GRANDIOSAS Sinfónico, al lado de Angela Carrasco, Martha Sanchez y la integración reciente de Mónica Naranjo. en la firma de autógrafos, tanto manoella como Dulce atendieron hasta el último fan de  la larga fila y cantaron para ellos. 


sábado, 13 de octubre de 2018

ESTADIO MEXICO 68 LLENO DE RECUERDOS
























El Estadio completamente vacío y una llama que apagaba el calor y permitía un aire frío. En las tribunas se escuchaba el eco de la soledad y la emotividad se mantenía en pausa, con un coraje contenido en el abandono.  El  anterior relato, no pertenece a los Juegos olímpicos de México en 1968 que se celebraron a diez días de la matanza estudiantil por parte del gobierno mexicano dominado por el PRI, sino pertenece a la ceremonia realizada el día de ayer en recuerdo de aquellos juegos. A diferencia del luto que debió ser guardado por respeto y rebeldía hace 50 años, y que fue pisoteado por la publicidad televisiva que lo convirtió en euforía; ahora que el recuerdo debió ser  menos agridulce, resultó sepultante, ante un Estadio de Ciudad Universitaria en solitario, por la falta de organización, de convocatoria y porque las actuales autoridades deportivas  están pensando en el botín que se llevarán como último jalón de su corrupta administración.  Sin embargo los atletas ahí presentes que desfilaron en la pista histórica como lo hicieron hace  medio siglo y sus familiares que los acompañaban en la tribuna, vivieron momentos emotivos en la intimidad de aquel gigante. Enriqueta Basilio  revivió el momento en que prendía  el pebetero olímpico en los primeros juegos realizados en América, justo en la fecha que se recuerda el descubrimiento de un nuevo continente. Aquella imagen de la joven deportista que corrió la pista para  hacer fuego y que dio la vuelta al mundo, hoy nuevamente fue captada por medios internacionales en una reconstrucción de hechos con una nueva flama que enciende un pasado emotivo y que alumbra a un México con un gobierno que llegó por medio del voto y no de la violencia como en aquellos años, pero que sin embargo, aún existe fuego que ilumina mucho por avanzar en luchas no ganadas del todo y otras que apenas comienzan, ante un México distinto; pero muy parecido a aquel del 68.